martes, 16 de mayo de 2017

ALGUNAS ESTRATEGIAS PARA ACTUALIZAR LA ORIENTACIÓN ACADÉMICA Y PROFESIONAL: LA FASE DE CONOCIMIENTO DE UNO MISMO



 COMPETENCIAS EDUCATIVAS BÁSICAS

Las orientaciones de la Unión Europea insisten en la necesidad de la adquisición de las competencias clave por parte de la ciudadanía como condición indispensable para lograr que los individuos alcancen un pleno desarrollo personal, social y profesional,  ajustado a las demandas de un mundo globalizado.

El desarrollo de estas competencias educativas clave debe ser conocido y evaluado en diferentes momentos, de forma que la persona pueda  ir sabiendo el grado de desarrollo alcanzado en cada una de ellas y  de esta manera poder establecer objetivos de mejora en aquellas competencias con un menor grado de desarrollo.

Para que la persona pueda disponer de esta información es necesario:

  • Disponer de herramientas y/o rúbricas que faciliten la autoevaluación en cada una de las competencias educativas básicas. A modo de ejemplo puede servir la autoevaluación de la competencia digital de Europass.
  • Ofrecer información a la persona (tras la evaluación por otras personas de sus procesos académicos y/o formativos) sobre el grado de desarrollo de sus competencias educativas básicas. Esto implicaría haber determinado previamente tanto  indicadores válidos de cada una de las competencias como las tareas que permitan a las personas la adquisición  y manifestación de las mismas.
  • Elaborar un documento o herramienta actualizable que refleje dinámicamente el grado de desarrollo de cada una de las competencias educativas básicas (ver apartado de E-PORTFOLIO)


COMPETENCIAS PROFESIONALES


Otro tipo de competencias relevantes son aquellas que han sido más demandadas por los departamentos de selección de personal  de un número importante de empresas a la hora de  contratar a sus empleados.

La Universidad de Salamanca, en un estudio realizado en 2013 sobre las competencias profesionales demandadas por el mercado laboral establece las siguientes:

Conciencia de uno mismo
(Auto-confianza)
Capacidad de Aprendizaje y Adaptación
Flexibilidad y Orientación al Cambio
Trabajo en Equipo y Cooperación
Análisis, Síntesis y Crítica
Capacidad para Trabajar bajo Presión
Organización y Planificación
Compromiso con la Organización
Toma de Decisiones
Resolución de Conflictos
y Técnicas de Negociación
Responsabilidad y Perseverancia
Búsqueda de la Excelencia (iniciativa)
Habilidades de Comunicación
Innovación
Orientación a Clientes
Liderazgo
Motivación por el Logro
Emprendimiento

Todas estas competencias deben ser de igual forma tomadas en cuenta y darles la importancia necesaria, evaluando el grado de desarrollo personal en cada una de ellas, así como las necesidades de mejora y registrando todo ello de forma adecuada (ver apartado E-Portfolio).



COMPETENCIAS EMOCIONALES Y SOCIALES


La sociedad del siglo XXI precisa ciudadanos con un desarrollo integral de su personalidad y no solo de trabajadores adecuadamente cualificados. Por ello es importante desarrollar tanto las competencias emocionales como las sociales (las inteligencias intra e interpersonal del modelo de las inteligencias múltiples de Gadner).

La Collaborative for Academic, Social, and Emotional Learning (CASEL) , una de las organizaciones más prestigiosas del Aprendizaje Social y Emocional señala cinco competencias emocionales y sociales básicas:

Conciencia de sí mismo


La capacidad de reconocer con precisión las propias emociones, pensamientos y valores y cómo influyen en el comportamiento. La capacidad de evaluar con precisión los propios puntos fuertes y limitaciones, con un sentido bien fundamentado de la confianza, el optimismo, y una "mentalidad de crecimiento."

La autogestión


La capacidad de regular correctamente las emociones, pensamientos y comportamientos de uno en diferentes situaciones - la gestión eficaz de la tensión, el control de los impulsos, y motivar a uno mismo. La capacidad para establecer y trabajar hacia las metas personales y académicas.

Conciencia social


La capacidad de tomar la perspectiva de y empatizar con los demás, incluidos los de diversos orígenes y culturas. La capacidad de comprender las normas sociales y éticas de conducta y reconocer la familia, la escuela y recursos de la comunidad y apoyos.

Habilidades de relación


La capacidad para establecer y mantener relaciones sanas y gratificantes con diversos individuos y grupos. La capacidad de comunicar claramente, escuchar bien, cooperar con otros, resistir la presión social inadecuada, negociar los conflictos de manera constructiva, y buscar y ofrecer ayuda cuando sea necesario.

La toma de decisiones responsable


La capacidad de tomar decisiones constructivas sobre el comportamiento personal y las interacciones sociales basadas en normas éticas, problemas de seguridad y las normas sociales. La evaluación realista de las consecuencias de las distintas acciones, y una consideración del bienestar de uno mismo y los demás.

De igual forma que lo indicado en los anteriores apartados, es preciso el conocimiento por la persona del grado de desarrollo en cada una de estas competencias emocionales y sociales mediante la adecuada evaluación de las mismas, así como el establecimiento de los oportunos objetivos de mejora, y registrar todo ello de forma reflexiva y versátil (ver apartado e-Portfolio).


INTERESES Y MOTIVACIONES


Los gustos, intereses y las preferencias conforman un elemento clave en una futura toma de decisiones profesionales y por tanto deben ser tenidas muy en cuenta en cualquier proceso de auto-conocimiento vocacional.

Tradicionalmente se han utilizado diferentes tests, cuestionarios y otros tipos de instrumentos para evaluar estas características personales.

Educaweb ofrece la herramienta web “Gran Recorrido”  que puede ser de utilidad para edades a partir de los 16 años.

Esta herramienta posibilita identificar los  gustos, preferencias e intereses respecto una serie de características personales a tener en cuenta en la selección de  futuros estudios o profesión.

EL REGISTRO DE LA INFORMACIÓN Y LA REFLEXIÓN DE LOS PROCESOS DE CONOCIMIENTO DE UNO MISMO


Europass


Europass es un expediente personal  compuesto por cinco documentos, que los ciudadanos pueden utilizar para comunicar y presentar de manera clara y sencilla las aptitudes, las titulaciones y certificaciones adquiridas a lo largo de la vida en toda Europa siempre que desee buscar trabajo o solicitar la admisión en algún programa educativo o formativo.



El Curriculum Vitae  Europass pone a disposición de los ciudadanos un modelo común y personal para presentar de modo sistemático, cronológico y flexible sus cualificaciones y competencias, con el fin de facilitar la movilidad transnacional y la empleabilidad, pudiendo ser complementado con uno o varios documentos Europass, dependiendo de los conocimientos y el historial laboral específicos de cada persona. Incluye distintas secciones para la presentación de:
  • Información sobre datos personales,competencias lingüísticas, experiencia laboral, y nivel de estudios y formación.
  • Otras competencias adicionales del interesado, haciendo hincapié en las habilidades técnicas, organizativas, artísticas y sociales.
  • Información adicional, que puede añadirse al CV Europass en forma de uno o varios anexos.


E-Portfolio vocacional


Un portfolio es una colección de evidencias de diferentes procesos de aprendizaje: formación, experiencia laboral, vivencias e intereses personales. Este conjunto de procesos de aprendizaje nos aportan determinadas competencias simplemente por el hecho de haberlos vivido. El porfolio puede recoger experiencias individuales o colectivas y se enriquece a medida que pasa el tiempo, puesto que implica ir recopilando este tipo de documentos a lo largo del tiempo.

Un E-Portfolio o portfolio electrónico es un portfolio elaborado en formato digital  que puede ser consultado a través de distintos dispositivos digitales. Realizar el E-portfolio requiere la utilización de varios programas, aplicaciones  y herramientas digitales, por lo tanto es una manera eficaz de aprender a utilizarlas o de darles una utilidad y demostrar  el  manejo y/o dominio de las mismas.

La ventaja del portfolio vocacional respecto al CV   es que pone en relieve las competencias y prioriza lo que sabemos hacer sobre  lo que hemos hecho, y explicita el dónde y el cuándo). No  se limita solamente a plasmar lo que una persona ha estudiado, en qué ha trabajado o qué idiomas conoce, sino que además enfatiza las habilidades personales,  los hobbies,  las experiencias vitales (viajes, participación en voluntariados, etc.) así como actividades relevantes que se hacen en el tiempo libre.

El E-Portfolio vocacional posibilita que la información sobre uno mismo se exprese de manera más personal, más original, de forma que en lugar de hacer una “fotografía” del desarrollo académico y personal en un momento dado, permite hacer una película que se va actualizando con el propio desarrollo profesional de la persona.
La creación y mantenimiento de un e-portfolio vocacional permite reflexionar de forma sincera sobre las propias, experiencias, lo que uno ha vivido, las competencias que se han ido adquiriendo. También  obliga a organizarse en el espacio y el tiempo, ver con perspectiva cuál ha venido siendo el desarrollo académico y profesional. Permite además presentar a los demás, de forma motivante y creativa, toda esa información y reflexión.



No hay comentarios:

Publicar un comentario