jueves, 18 de febrero de 2016

UN PROYECTO DE INVESTIGACIÓN SOBRE LA SALUD DE LOS ADOLESCENTESS



Partiendo de un concepto integral y moderno de lo que es la salud, no como ausencia de enfermedad sino como la vivencia de un bienestar físico, psicológico y social, un equipo formado por yo mismo como profesor y dos alumnos de 4º de E.S.O. estamos desarrollando un proyecto de investigación que pretende indagar los hábitos y los factores de salud de los adolescentes de la zona de influencia de Arenas de San Pedro/Candeleda en la provincia de Ávila (España).

Este proyecto lo hemos realizado en el marco del Programa de Excelencia Educativa de nuestro centro, y mas concretamente desarrollando la actuación de "Formación de alumnos investigadores"

Los resultados obtenidos en este estudio tal vez podrían ser generalizables a otras zonas o comarcas, aunque no sea este el objetivo del mismo. Lo que si puede ser de utilidad para otros centros educativos o instituciones interesadas son los instrumentos y la metodología utilizados para  obtener datos fiables sobre esos hábitos y factores de salud entre la población adolescente.

Además y como objetivo relevante los resultados obtenidos servirían de base para la implantación de programas de promoción y educación para la salud en la comarca, que puedan establecer las diferentes administraciones locales y centro educativos de forma que se ajusten a la realidad de los hábitos de salud de los adolescentes y de los factores que más influyen en la misma en el entorno de la comarca del Valle del Tiétar.

Resulta importante tener referencias significativas, contrastadas y avaladas por las autoridades sanitarias, sobre los hábitos de salud mas deseables para los adolescentes, de forma que permitan un adecuado análisis de los datos obtenidos. En nuestro caso hemos tomado con referencia los distintos datos y objetivos de salud propuestos para la población adolescente por la Organización Mundial de la Salud.

Para la realización de la investigación y después de un minucioso trabajo de indagación para seleccionar las herramientas de obtención de datos mas relevantes, hemos optado por utilizar la Encuesta Mundial de Salud Escolar (GSHS) elaborada por la propia O.M.S.(versión 2013).

La Encuesta Mundial de Salud a Escolares está diseñada para ayudar a los países a medir y evaluar el comportamiento de los factores de riesgo y factores protectores en 10 áreas clave entre los jóvenes de 13 años a 17. Se trata de  una encuesta de  un cuestionario auto-administrado con el que se  obtienen datos sobre la salud de los jóvenes y su comportamiento en relación a los factores de protección ante las causas principales de morbilidad y mortalidad entre los niños y adultos en todo el mundo. No hemos hallado ningún estudio en España realizado con este instrumento.

Los principales temas abordados por la encuesta son:
  • Consumo de alcohol
  • Comportamiento alimentario
  • Consumo de drogas
  • Higiene
  • Salud mental
  • Actividad física
  • Factores de protección
  • Comportamientos sexuales
  • Consumo de tabaco
  • Violencia y lesiones no intencionales


En nuestro caso hemos digitalizado la GSHS como un formulario de Google de forma que pudiera ser contestada on line por los adolescentes participantes en este estudio.

Estos participantes han sido alumnos y alumnas de 1º de E.S.O. y de 1º de Bachillerato de los tres centros educativos públicos de Educación Secundaria de la comarca del Bajo Tiétar en la provincia de Ávila (España). A estos tres centros acuden adolescentes de un total de 17 pueblos con una población aproximada de 20.000 habitantes.

El hecho de elegir alumnos de estos cursos está basado en coincidir aproximadamente 1º de ESO con el inicio de la adolescencia y 1º de Bachillerato con el final de la misma, lo cual permite hacer un análisis de los cambios en los hábitos y factores de salud entre uno y otro momentos del desarrollo.

La muestra total de participantes en el estudio ha sido la siguiente:


IES JUANA DE PIMENTEL
IES CANDAVERA
IES VALLE DEL TIÉTAR
TOTAL
1º ESO
72
41
57
170
1º BACHILLER
54
13
0
67

237

Esta investigación ha resultado ser finalista e en los Premios de Investigación e Innovación en Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato y Formación Profesional en el ámbito de la Comunidad de Castilla y León, correspondientes al curso 2015-16 convocados por la Consejería de Educación.

Los resultados de la misma están disponibles en estas entradas del presente blog:





jueves, 11 de febrero de 2016

ENTORNO COMUNITARIO DE APRENDIZAJE: REFLEXIÓN Y PROPUESTA




Una de las áreas tradicionales de la Orientación Educativa en España ha sido el apoyo a los procesos de enseñanza-aprendizaje. En este siglo XXI, con las nuevas formas y métodos de enseñar y de aprender, esta área de la Orientación se encuentra obligada a incluir el apoyo a la construcción y desarrollo de Entornos Personales y Organizacionales de Aprendizaje.

En la anterior entrada de este Blog titulada “Entorno Personal de Aprendizaje” se recogía la definición que del P.L.E. realizaron en 2010 Adell y Castañeda:

“el conjunto de herramientas, fuentes de información, conexiones y actividades que cada personal utiliza de forma asidua para aprender” (1)

El artículo terminaba con unas pautas para elaborar un P.L.E. de “aula” e introduciendo la expresión “Entorno Comunitario de Aprendizaje”.

Este concepto es similar al concepto de Entorno Organizacional de Aprendizaje (O.L.E. en sus siglas en inglés) y al concepto aun más amplio de Entorno Personal y Organizacional de Aprendizaje (P.O.L.E.).

Para Ravet y Attwell: (2)

“un Ambiente de Aprendizaje Organizacional (OLE) es un espacio donde los entornos individuales de aprendizaje personal están conectados y agregados a otros sistemas de información de la organización en un único espacio, lo que contribuye a la identidad de la organización y su capacidad de trabajar a través de fronteras institucionales mediante el uso de protocolos de red para conectar una amplia gama de recursos y sistemas dentro de un espacio de organización gestionada”.

Personalmente prefiero utilizar la expresión “comunidad” en lugar de “organización” al reflejar mejor lo que es en realidad un centro educativo, sobre todo en las enseñanzas no universitarias, centros que conforman verdaderas “comunidades educativas” a pesar de la burocratización que a menudo invade el trabajo de tales centros y la rigidez de los roles asumidos en muchas ocasiones. 

Asimismo la expresión “comunidad” hace más hincapié en las personas que el término organización, quizás más cercano a los procesos. De esta forma una comunidad educativa sería “el conjunto de personas que influyen y son afectadas por un determinado entorno educativo”, o también “el colectivo de personas que intervienen en un determinado proyecto educativo, y que por lo general concierne más concretamente a un grupo de profesores y alumnos como elementos primarios, y a un grupo de padres y tutores como elementos muy directamente interesados” (3)

Cuestiones terminológicas aparte, existe una realidad en los centros educativos: las personas que forman parte de los mismos enseñan y aprenden utilizando diversas herramientas, recursos, aplicaciones, dispositivos, etc., gran parte de ellos en formato digital. Esto ha provocado que el entorno de aprendizaje de un centro sea mucho más complejo que el aula (ordinaria o específica), los libros de texto y la biblioteca y la “sala de audiovisuales”.

El problema surge cuando no existe un entorno de aprendizaje en común que sirva de referencia para la construcción y desarrollo de los entornos personales de aprendizaje, de forma que  se facilite a su vez el trabajo colaborativo de los docentes y el desarrollo de las actividades docentes con el alumnado, el cual no puede estar usando, además de las propias herramientas de su entorno personal de aprendizaje, otra cantidad ingente e inconexa de herramientas, aplicaciones o recursos cada profesor propone o exige de su propio PLE. 

Resulta pues obvia la necesidad de que el profesorado ponga en común sus propios PLE con el resto de compañeros y compañeras para poder hacer un proceso de selección de aquellos elementos comunes y una toma de decisiones sobre cuáles deben formar parte de un Entorno Comunitario de Aprendizaje que el propio centro ofrece como referencia a toda la comunidad educativa, alumnado, profesorado y familias. No se trata de sustituir los entornos personales sino de ofrecer un tronco común a partir del cual desarrollar esos mismos entornos personales, teniendo en cuenta a la vez los elementos comunes de los mismos. Es decir de trata de ir desarrollando de forma simultánea Entornos Personales y Comunitarios de Aprendizaje.

Con estas premisas hemos realizado en nuestro centro educativo un proceso para configurar una primera versión de entorno comunitario de aprendizaje, que exponemos por si puede ser de utilidad.

ELABORACIÓN DE UNA ENCUESTA CON UN MATERIAL EXPLICATIVO DE APOYO

La primera actuación de este proceso ha sido elaborar una encuesta que recoge distintos recursos, herramientas, aplicaciones referidas a:

  • Búsqueda y filtrado de información
  • Captura y gestión de la información
  • Compartir contenido
  • Redes sociales
  • Creación/generación de contenidos multimedia
  • Conectarse virtualmente
  • Plataformas educativas
  • Dispositivos

La encuesta no pretende ser en en modo alguno exhaustiva, tan solo recoge algunos de los elementos más utilizados o con mayor reputación en redes sociales educativas y en todo caso es una encuesta abierta donde se pueden añadir elementos que no estén en la misma.

Lo que se pretende en esta encuesta es saber si cada uno de los elementos de la misma es conocido, utilizado y/o interesa, (o lo contrario) por parte del profesorado del centro. (En una segunda fase podría proponerse la contestación de la encuesta al alumnado).

Puesto que algunos de los elementos podría no ser conocidos se ha complementado la encuesta con un material explicativo de los elementos de la misma para facilitar que los usuarios de la encuesta puedan decidir, en caso de no conocer el elemento, si les interesaría conocerlo o no.







OBTENCIÓN DE RESULTADOS DE LA ENCUESTA




Tras obtener los resultados de la encuesta, se analizan los mismos y en función de tal análisis se elabora una propuesta de Entorno Comunitario de Aprendizaje para la Comisión de Coordinación Pedagógica (C.C.P.) , de forma que los distintos departamentos didácticos puedan realizar su análisis y/o aportaciones.




APROBACIÓN DEL ENTORNO COMUNITARIO DE APRENDIZAJE



La C.C.P. elabora la propuesta definitiva que es presentada para su aprobación al Claustro de Profesores y se divulga en la Comunidad Educativa del centro, teniendo en cuenta que es una herramienta en evolución y revisión permanente, pero una referencia al fin y al cabo.


REFERENCIAS


(1) Adell, J., & Castañeda, L. (2010). Los Entornos Personales de Aprendizaje (PLEs): una nueva manera de entender el aprendizaje.

(2) Serge Ravet (EIfEL), Graham Attwell (Pontydysgu) P.O.L.E: Personal & Organisational Learning Environment

(3) Wikipedia